Benetton y las raíces de la opresión contra la comunidad mapuche en Lof Cushamen

Fuego, represión con balas de plomo, heridos de gravedad y detenidos, fue el saldo de dos jornadas trágicas para la comunidad mapuche de Chubut. “Gendarmería reprimió y abrió fuego sobre tierras recuperadas, que eran ocupadas por Benetton”

Detrás de cada incursión criminal del Estado suele existir una motivación económica. Así se puede comprobar en el caso de la represión a la comunidad mapuche Lof, en el departamento Cushamen, de Chubut, que recuperó y ocupa unas tierras cuyo título de propiedad posee el grupo multinacional Benetton bajo la razón social Tierras del Sud Sociedad Anónima. El origen de la empresa es italiano, por eso no sorprende la celeridad con la que actuó la justicia para ordenar el desalojo de los mapuche: Gladys Carla Rossi, esposa de José Colabelli -juez federal de Esquel que entiende en la causa y que ordenó el desalojo-, es la encargada de la misión consular italiana en la región. En una historia en la que los mapuches son expulsados de sus tierras y el racismo y la opresión pluricentenaria se manifiestan, no resulta extraño que se elija defender intereses foráneos frente a los de los verdaderos dueños de la tierra. Estos días, el Estado, la justicia y su brazo armado volvieron a actuar de conjunto para servir a los intereses de Benetton, a bala y fuego, contra los mapuche.

El origen de la disputa por las tierras de los mapuche se remonta a la época de la así llamada “conquista del desierto” por parte de las tropas del general Julio Argentino Roca, que siempre giró en torno a intereses extranjeros. Capitales ingleses proveyeron de armas y fondos para realizar la matanza de los aborígenes que habitaban esas tierras no alcanzadas por el hombre occidental. En 1896, y en pago por los servicios prestados, donó 900 mil hectáreas a diez ciudadanos ingleses que conformaron la empresa Argentinean Southern Land Company Limited, con sede en Londres. Se trataba de las mejores tierras, ubicadas en las adyacencias al trazado del ferrocarril patagónico, y se usaban para la ganadería y la producción lanera, que se trasladaba al puerto para ser exportada en esas mismas rieles. La Compañía de Tierras del Sud Argentino -tal su nombre en español- estaba asociada a otros cincuenta emprendimientos cuyos directorios coincidían en la composición societaria y varios de los cuales tenían sus oficinas centrales en el mismo domicilio londinense, un edifico denominado The River Plate House. El conjunto empresario llegó a tener, tan solo en la provincia de Chubut, 2.300.000 hectáreas de campos. Es decir, los británicos poseían en Chubut tierras usurpadas a los pueblos originarios que las habitaban que equivaldrían a más de cien veces el tamaño de la ciudad de Buenos Aires.

En 1982 la empresa se transformó en la Compañía Argentina de Tierras Sociedad Anónima y en 1991 los Benetton adquirieron su control mediante su firma Edizioni Holding International. En la actualidad, la empresa posee 884.200 hectáreas en Santa Cruz, Río Negro y Chubut y cuenta con 260.000 cabezas de ganado y una capacidad de producción de 1.300.000 kilos de lana que se envían a Europa para su manufacturación. Se trata de uno de los más extensos emprendimientos patagónicos y se puede aseverar que los Benetton son dueños de gran parte de las tierras del sur argentino. En 2002, la empresa realizó cateos que detectaron yacimientos auríferos y argentíferos y en 2003 se creó la firma Minera del Sud Argentino para explotar esos yacimientos. No llegan a 600 las hectáreas reclamadas por la comunidad mapuche Lof que invoca su propiedad ancestral para denunciar la usurpación cometida por la empresa de los Benetton. Es en este marco que la justicia le da la razón a los empresarios extranjeros y, en una réplica de otras ocupaciones mapuche de tierras en el territorio de los Benetton, defiende la “propiedad” apelando a la violencia y la represión.

La reciente incursión represiva contra la comunidad

Representantes de la comunidad Mapuche responsabilizan de la reciente represión “a los gobiernos nacional y provincial, a Gendarmería, y todos los brazos armados de la policía de Chubut que participan en este operativo de cualquier daño en la vida y la salud de nuestros pu peñi ka pu lamien”.
“Para quienes no conocen, Cushamen es una comunidad Mapuche, mujeres, niños y hombres, jóvenes y ancianos habitan sus tierras ancestrales, ocupadas por Benetton (en referencia al empresario italiano Luciano Benetton”, informaron a AIM fuentes que se encontraban en el lugar.

Dos integrantes de la comunidad mapuche Pu Lof en resistencia, ubicada en el departamento de Cushamen, en Chubut, continúan internados en grave estado tras la brutal represión del miércoles por parte de un grupo de Infantería de esa provincia. Según los testigos del violento accionar de la policía provincial, los efectivos se presentaron en la comunidad anoche, sin ninguna orden judicial, y comenzaron a disparar a mansalva. Siete integrantes de la comunidad continúan detenidos desde el primer procedimiento, el martes pasado.

Uno de los heridos está internado en el Hospital de Bolsón y deberá ser intervenido para una reconstrucción maxilar. Su nombre es Emilio Jones y recibió un disparo con bala de goma que le destruyó la mandíbula. “Le tiraron a quemarropa, a tan corta distancia que le destrozaron el maxilar. Sabemos que pasó bien la noche y que hoy le harán estudios para las cirugías de reconstrucción”, le contó a Página/12 Soraya Maicoñia, una de las referentes de la comunidad.

El otro de los heridos, Fausto Jones Huala, fue trasladado al Hospital de Bariloche y continúa en terapia intensiva con un politraumatismo de cráneo. Según los testigos, Jones Huala recibió varios disparos en la cabeza y eso le habría afectado el habla. “Tenía la cabeza llena de marcas de los perdigones y al rato ya no podía hablar. Ahí lo trasladaron a Bariloche y con la tomografía vieron que tenía afectado el cráneo. Ahora tienen que estudiar si tiene alguna lesión más severa”, contó Maicoñia.

Un comentario sobre “Benetton y las raíces de la opresión contra la comunidad mapuche en Lof Cushamen

  • el 1 febrero, 2017 a las 04:25
    Permalink

    FUERA DELINCUENTES DE BENETTON DE ARGENTINA!!! SOLO HACEN LA PUBLICIDAD PARA VENDER, PERO NUNCA FUE SU PENSAMIENTO ACEPTAR A TODAS LAS RAZAS!! DEVUELVAN LAS TIERRAS QUE ESTÁN USURPANDO!! CONDENAR A LOS CORRUPTOS GOBERNANTES QUE INVENTARON LA VENTA ILEGAL DE TERRENOS QUE NO PODÍAN VENDERSE. FUERA TODOS LOS FALSOS PROPIETARIOS DE TERRRENOS ARGENTINOS!! MANGA DE DELINCUENTES MAFIOSOS!!!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *