EL ESTADO Y CARABINEROS CONTINUAN PROTEGIENDO AL ASESINO DE UN JOVEN MAPUCHE

Una “funa” para denunciar la impunidad en el crimen de un joven Mapuche, se realizó hoy, en dependencias del hospital de Carabineros, ubicado en Antonio Varas 2500, de la comuna de Nuñoa. Donde trabaja protegidamente por el Estado y la policía, MARCO AURELIO TREUER HEYSEN, ex Teniente Coronel de Carabineros, quien disparó en contra del joven comunero mapuche Alex Lemún Saavedra, provocándole la muerte, el 7 de noviembre del año 2002, en el gobierno de Ricardo Lagos.

Alex Lemún

El asesinato de Lemún ocurrió, en el contexto de una brutal represión policial a una acción de recuperación territorial del fundo “Santa Elisa”, ubicado en la comuna de Ercilla al sur de Chile. Dicho fundo en manos de la “Forestal Mininco”, empresa perteneciente a la millonaria familia Matte, es reclamado ancestralmente por la Comunidad Montutui Mapu.

Alrededor de las 6 de la tarde de ese día, unas 50 personas, comuneros y sus familias, entre ellas muchos ancianos y niños, estaban realizando como todos los días labores de trabajos productivos de la tierra, recogiendo leña, y otras al interior del fundo. Cuando fuerzas especiales de Carabineros procedieron a sitiar la zona y a desalojar a los comuneros del lugar, a petición de Forestal y ordenado por el poder judicial.

Los agentes represivos llegaron reprimiendo brutalmente, lanzando bombas lacrimógenas y disparando a no más de 100 metros de la gente. Primero disparan balines de goma con la escopeta antidisturbios, luego la cargan con balines de plomo, disparándolos en reiteradas ocasiones.

El joven Alex Lemun de 17 años, recibió un disparo a corta distancia en su cabeza, desde el arma de fuego del entonces mayor de carabineros Marcos Aurelio Treuer Heyssen. La bala recorrió “unos diez centímetros en su trayectoria para quedar finalmente alojado a la altura de la nuca” describió posteriormente el parte médico.

Ricardo Lagos

El joven fue auxiliado inmediatamente por su gente, trasladándolo en carreta y luego en ambulancia hasta Angol, luego al hospital de Temuco, y finalmente, para intentar limpiar su responsabilidad, el gobierno de Ricardo Lagos ordenó el traslado a la Clínica Alemana de esa ciudad, donde permaneció resistiendo 5 días conectado a un respirador mecánico. La bala no salió y destruyó a su paso un importante porcentaje de masa cerebral falleciendo el 12 de noviembre de 2002. Nadie pudo desmentir el crimen, hasta la misma institución represiva lo reconoció.

Edmundo Alex Lemun Saavedra de tan solo 17 años, pertenecía a la comunidad Rekem Lemun en Ercilla, tenía 8 hermanos, era estudioso y disciplinado, creció rodeado de plantaciones forestales y viviendo día a día lo que esto provocaba en las comunidades que viven de la Tierra, lo que lo llevó a participar de las movilizaciones de su Pueblo. Entre ellas los procesos de recuperación de distintas comunidades, como la de aquel día.

El Mayor Treuer fue ascendido dentro de Carabineros, después de dicha acción. La justicia ordinaria se declaró incompetente y la justicia Militar sobreseyó el caso. Tras su retiro como carabinero, es recontratado como personal civil, en el cargo de subdirector del área odontológica del hospital de Carabineros HOSCAR.

 EL crimen de Lemún aún sigue impune, como tantos otros perpetrados por las fuerzas de orden chilenas. El año 2006 la familia presento una denuncia a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, la cual fue acogida el año 2013, no teniendo aun resolución. La denuncia es por “ejecución extrajudicial de Alex Lemún por parte de agentes estatales de Carabineros y la impunidad en que quedó el caso como consecuencia de su radicación en la jurisdicción militar”.

Los Tribunales, la colusión política y el poder del grupo Matte, han mantenido la impunidad en este crimen y otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *