Estudiantes anuncian nuevas movilizaciones

La multitudinaria marcha estudiantil por la principal arteria de Santiago este jueves, refuerza el análisis de que este movimiento no responde a lógicas de la vieja política (Nueva Mayoría y la derecha) y que ha venido a plantear un cambio profundo, sobre la herencia de la Dictadura Militar en materia de Educación. Herencia administrada por los sucesivos gobiernos post dictadura, que han dejado al pilar más importante de una sociedad, en el despojo y el abandono.

 

Por Camila Medina Radio Uchile

Marcada por una multitudinaria convocatoria este jueves se realizó la primera movilización por la educación en lo que va del año. Esto en medio de un congelamiento en el diálogo entre el Mineduc y el movimiento estudiantil que ha planteado duras críticas en torno a la reforma del Gobierno.

Al término de la jornada, los dirigentes del movimiento hicieron una evaluación positiva de la marcha que se desarrolló de manera pacífica durante la mayor parte de la jornada. Finalmente, los estudiantes lograron llegar hasta la Alameda con Echaurren, donde se realizó un acto en el que hablarían los voceros, sin embargo los manifestantes fueron rápidamente dispersados por la acción de Carabineros.

Diversos sectores del mundo de la educación llegaron a brindar su apoyo a los estudiantes, entre ellos asociaciones de padres y apoderados, de familiares de detenidos desaparecidos, agrupaciones indígenas y por supuesto estudiantes tanto de educación superior como secundarios. Miriam Barahona representante de los trabajadores de las universidades de Chile señaló que “sin los trabajadores no habrá reforma y dijo que entre las demandas que plantean está la carrera funcionaria, así como ser parte de la discusión política en educación”.

Por otra parte, Dafne Concha, vocera de la Coordinadora de padres y apoderados por el derecho a la educación dijo que “mientras tengamos un Estado subsidiario y no un Estado garante, las transformaciones no van a ser en la línea que han planteado los movimientos sociales durante años de lucha”, aseguró.

Secundarios llaman a nueva movilización nacional

Diego Arraño vocero de la ACES recordó que han pasado diez años desde la llamada “revolución pingüina” y las demandas de los estudiantes se mantienen vigentes. En esa línea, José Corona, dirigente de la CONES, advirtió que frente a la falta de respuestas del Ministerio, radicalizarán sus acciones y llamó a una nueva movilización para el 5 de mayo con el objetivo de “dejar en claro al Gobierno de que esta deuda histórica no se va a mantenter así” y exigir respuestas a las peticiones planteadas por los estudiantes.

La CONES presentó un petitorio a la ministra de educación, Adriana del Piano, sobre el cual no han tenido respuesta. Entre sus demandas principales está la devuelta de los colegios al Estado, el fin del financiamiento por asistencia y la creación de un nuevo sistema con aportes basales, además de mayor democratización en las instituciones, a través de consejos escolares resolutivos.

Educación superior

La dirigenta de la Universidad Diego Portales, Carolina Figueroa, se refirió a las consecuencias que afectan hoy a los estudiantes debido al sistema que rige el financiamiento de la educación superior.

“Han sido más de veinte años en que nos han vendido al mejor postor, tenemos casos de estudiantes con cierres de carrera, estudiantes que están endeudados con el CAE. Hoy día no existe reforma. Nosotros queremos avanzar hacia una reforma que cambie el paradigma, pero no vamos a legitimar una reforma que mantenga el actual sistema en el que estamos”, advirtió.

Por esto y debido a que los estudiantes no han visto una actitud por parte de las autoridades en torno a acoger sus demandas, es que decidieron avanzar en una agenda propia de trabajo. Así el movimiento se encuentra discutiendo los temas de la reforma al interior de las universidades y elaborando propuestas propias.

Un caso similar a lo que ha ocurrido con los rectores, quienes también han dicho que no se sienten parte del debate por la educación. Hace algunos días, el Consejo de Rectores exigió al Gobierno que diera a conocer el proyecto de reforma antes de ser ingresado al Congreso y comprometieron un documento con propuestas. Algunas de las críticas de los rectores apuntaron a que la gratuidad no sería suficiente y debería perfeccionarse con una política de financiamiento de mayor alcance y sobre la base de fines públicos.

Gratuidad abarcaría sólo un catorce por ciento de los estudiantes

Similar crítica a la que han hecho los estudiantes y que confirmó un informe publicado este jueves por el Centro de Estudios de la Fech que proyectó que la gratuidad alcanzaría a cubrir sólo un catorce por ciento del universo total de alumnos de educación superior que tenía el sistema en 2015. Esto considerando que el Gobierno anunció inicialmente que el beneficio llegaría a 160 mil estudiantes y que la matrícula total del año pasado fue de 1.152.125 personas.

13001117_996050300484249_5966038477888694544_n

Camila Rojas, presidenta de la Fech, se refirió a los resultados de este estudio y dijo que además de la cobertura, este beneficio no asegura la calidad.
“Además de los problemas de implementación, nos damos cuenta de que no se está cubriendo a la gran mayoría de los estudiantes de educación superior que hoy día se endeudan. Hay 700 mil estudiantes endeudados con el CAE. Lo único que se logró con ese crédito es que la banca privada ingresara a la educación y eso ha hecho muy mal. Además tenemos una gratuidad que no asegura calidad”, señaló.
En ese sentido, explicó que hay instituciones que hoy recibirían el beneficio de la gratuidad pero que no aseguran calidad por ejemplo a través de los procesos de acreditación, lo que trae como consecuencia, entre otras cosas, que los estudiantes no trabajen en lo que estudiaron.

Esto porque, según indicó Roberto Álamos director del Cefech, de las 30 universidades adscritas a la gratuidad tan solo cinco universidades hoy día no pertenecen al Cruch o al Cuech, en ese contexto la gratuidad no incentiva a que las universidades privadas se incorporen al sistema y cumplan con mayores estándares regulatorios, como los requisitos de 4 años de acreditación y transparencia pública del uso de sus recursos.

Al respecto, habló Marta Matamala, vocera de la Confech, se refirió a otra de las conclusiones de este estudio y es que la gratuidad “sólo vendría a reorganizar el sistema actual de becas y se trataría mas bien de una transferencia de recursos”.

En ese sentido, el estudio del Cefech apunta que la gratuidad no contribuiría a un fin del endeudamiento de las familias en educación, ya que los deciles 6 y 7 que antiguamente recibían distintas ayudas como la beca bicentenario, o como el fondo solidario ahora sufren este recorte de recursos hacia la gratuidad. En el caso del Fondo Solidario se habló de un recorte en torno al 92%.

13010660_996050500484229_5393846065172868198_n

Entonces “la gratuidad mejoraría la situación en los primeros deciles pero los deciles superiores deberán recurrir al CAE o a otros mecanismos de financiamiento, dado el recorte de las becas”. Y si los beneficiarios de la gratuidad exceden los años formales de la carrera también deberán recurrir al Crédito con Aval del Estado.

A modo de conclusión el director del Cefech, comentó que lo fundamental es la necesidad de construir una política de Estado en torno a la educación pública, pero que hoy día no se están elaborando políticas públicas que se hagan cargo del nivel de endeudamiento, precarización y privatización del sistema de educación superior. En ese sentido, indicó que la gratuidad es solo una forma de cumplir con una promesa programática del gobierno, pero que no se hace cargo de las demandas estudiantiles, ni de los problemas que afectan a este sistema de educación.

Masiva asistencia en regiones

Marchas en distintas ciudades del país se registraron ayer en el marco de la movilización convocada por los estudiantes universitarios.

En la localidad de Lirquén, en la Región del Bío-Bío, un grupo de estudiantes secundarios caminó por las principales calles de esa ciudad, los que fueron reprimidos por Carabineros argumentando que alteraban el orden público.

Valdivia, Temuco y Concepción fueron capitales regionales del sur del país donde también se verificaron movilizaciones, todos bajo la consigna de terminar con la improvisación con la que aseguran actúa el Gobierno en la implementación del derecho a gratuidad en la educación superior.

Carlos Vergara, secretario general de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Valparaíso, destacó que se trata de una primera movilización ante la confusión en el actuar del Ejecutivo con las medidas para avanzar a una educación gratuita.

El dirigente estudiantil agregó que no pueden dar plazo al Gobierno para ejecutar el derecho de gratuidad estudiantil, ya que hay cientos de jóvenes que hasta ahora desconocen si es que finalmente podrán acceder al beneficio.

Por la tarde, los estudiantes hicieron un balance positivo de las movilizaciones y la adhesión no sólo de universitarios, sino también de otros sectores que se plegaron al movimiento, el que tendrá una nueva marcha el mes de mayo y que será definido en un próximo encuentro de la CONFECH.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *