Chile: Sólo cinco años de libertad vigilada para carabinero que asesinó a Luciano Villanueva

Resultado de imagen para luciano villanuevaUn crimen donde los funcionarios actuaron con total alevosía. Una situación irregular, donde no hay seguridad ni apoyo a la familia. Un nuevo paso que dan los familiares junto a organizaciones de Derechos Humanos, para poner fin a la impunidad y alcanzar la justicia.

La familia del joven fallecido, Mauricio Villanueva, mediante comunicado emitido a Prensa Opal Chile, declaran sentirse humillados con la condena emitida por el tribunal oral en lo penal de Cauquenes: “como familia nos sentimos humillados , fue literalmente una burla por parte de los jueces de ese tribunal la condena que emitieron , totalmente contradictoria a la culpabilidad que los mismos emitieron contra Juan Marcelo Morales cortes , quien la semana anterior fue declarado culpable por el mismo tribunal”.

“Sentimos vergüenza, rabia, pena e indignación del sistema judicial chileno, de los criterios y valores de los jueces y actores involucrados, sentimos como la desigualdad y discriminación nos golpea nuevamente, como si todo lo sufrido no valiera, sentimos que la justicia nos vuelve a victimizar, recordándonos a cada momento, que somos pobres, que solo a esto pudimos optar y que eventualmente es lo único que podremos lograr.
Simplemente no entendemos como una persona que asesino a otra en circunstancias que claramente no lo ameritaba, primero pudo seguir trabajando, como la institución no lo dio de baja si el 13 de Noviembre del año 2014 fue formalizado por el mismo delito, considerado en ese entonces un peligro para la sociedad, quedando dos semanas en prisión preventiva”.

Esta decisión lo único que hace es seguir perpetuando la impunidad en este país y no solo la impunidad sino que también la discriminación y segregación social, la pobreza y la multiplicidad de la problemática social en cuestión.
Recuerdo que hace dos días Felipe Kast fue victima de unas piedras y chorros de cerveza lo que indudablemente no justifico, pero lo que me sorprende es como ese hecho hizo correr a las autoridades con mensajes de apoyo y solidaridad con lo acontecido , la transversalidad del apoyo fue sorprendente , el país entero espantado por esa falta de respeto al ex diputado.

Cuando falleció Luciano, Matias, Manuel, Jaime, no ví ningún político o institución apoyando el gran dolor que eso conllevaba, ni la más mínima muestra de solidaridad para con la familia , sino al contrario la invisibilización absoluta de ese suceso, con eso me queda claro, que en este país hay vidas que valen más que otras, que a algunos no se les puede tocar ni con el pétalo de una flor, sin embargo la vida de estos jóvenes poco y nada le importan a las autoridades del país, ya que legislativamente no han hecho nada tampoco para nivelar en un ápice siquiera las reglas del juego.
Nuestro sentir no solo da cuenta del dolor de haber perdido un ser querido, sino de la inconsciencia e indolencia de un país entero. Concluye la misiva.

Según la defensa del carabinero, la muerte del joven Villanueva Carrasco “es un delito común en que no se aprecia asomo de ser una causa por derechos humanos”.

Desde 1990 a la fecha, casi la totalidad de los casos de violencia policial han sido investigados por la Justicia Militar. Desde el año 2013  algunos casos han quedado en la justicia ordinaria. Sin embargo, casos como Manuel Gutiérrez o Matías Catrileo, también asesinados por funcionarios policiales, fueron vistos en justicia militar y las condenas no sobrepasaron los tres años con libertad vigilada.Resultado de imagen para Luciano villanueva

La historia

El 9 de noviembre de 2014, Luciano Villanueva tuvo un incidente con su vecino y el joven quebró uno de los vidrios de la casa de Jennifer Mateluna, quien presentó una denuncia por destrozos a su propiedad.

Al llegar Carabineros, unas seis horas después del altercado vecinal, la madre de Luciano, María Carrasco, decidió presentarse a la comisaría como forma de proteger a su hijo. Mientras estaba en el retén junto a tres nietos, un furgón a cargo del sargento Cristián Gutiérrez se devolvió a la casa de Luciano Villanueva para detenerlo.

La patrulla de carabineros ingreso con violencia, Luciano se resistió y forcejeó con el sargento Morales, quien le habría disparado a través de una puerta, apuntando directamente al cuerpo del joven.

El informe balístico de la PDI señaló que “todo el equipo policial siempre tuvo pleno dominio del lugar y no utilizó ningún medio disuasivo para deponer la fuerza”, es decir, ninguno de los carabineros evitó la muerte de Luciano. El lugar además estaba cercado por policías que rodeaban la casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *