Sra. Jacqueline Van Rysselberghe.. Sabía usted?

He leído “The Clinic” (on line) en el texto que indica Que usted visitó a los criminales de lesa humanidad en Punta Peuco, le responde al periodista: “No es razonable que tengan que morir en la cárcel,…

Me pregunto: Mmm, ¿no es razonable?, pero si apenas están cumpliendo algo de justicia, si están enfermos, tienen atención médica y si mueren, morirán como cualquier ser humano común y corriente, con la diferencia que morirán en una cama cómoda, tal vez con su conciencia negra por la cobardía de no contar la verdad de los crímenes o torturas que hicieron a nuestros familiares, le recuerdo que los nuestros fueron detenidos, llevados a la fuerza, golpeados. En el caso de mi hermano Pedro Juan Merino Molina, subido amarrado en un camión frigorífico y llevado a Colonia Dignidad (la cual usted debe conocer), torturado cruelmente, sometido a crueles interrogatorios, sumergida su cabeza en sacos llenos de polvos químicos (gas sarín), amarrado con alambres púas a un camión y arrastrado por los caminos de la “mal llamada Colonia Dignidad”, regando los caminos con sangre obrera de un joven comunista de 20 años.

¿Era razonable? que a mi hermano un joven sastre de 20 años de edad lo asesinaran de esa manera, ¿usted sabe que los cuerpos que enterraron en las fosas de la colonia, después los desenterraron?, para incinerarlos siendo quemados con fósforos químicos y sus cenizas lanzadas al Río Perquilauquen? ¿Era Razonable?

Usted debe haber visitado también al Coronel de Ejército Fernando Gómez Segovia Agente DINA, Jefe de la Brigada Sur Alias en Colonia Dignidad: Doctor Gurmir, seguramente se encontraba descansando cómodamente en una cama, los nuestros, eran torturados mientras estos militares y civiles Pinochetistas, observaban cobardemente.

Más adelante usted dice: … esto ya empieza a constituir un castigo para las familias”

Me pregunto: Castigo para las familias, sería castigo solo si fueran cómplices, pero entiendo que como familiares estén sufriendo, (nosotras llevamos más de 40 años sufriendo) pero ¿castigo?, insisto solo si fueran cómplices y sus conciencias no las dejen vivir en paz, eso sí sería un “castigo”

¿Sabía usted que mi madre y mi familia entera fue perseguida e innumerables veces mi madre fue detenida y golpeada y mojada por el carro lanza aguas (guanaco), gases lacrimógenas, por exigir “Verdad y Justicia”, le suena la frase ¿Qué nos digan Dónde Están?, ¡Vivos los llevaron, Vivos los queremos!. Solo a 40 años de gritar y exigir se logra hacer ALGO de Justicia, “Algo”, porque no podremos jamás dejarles una flor, porque sus cuerpos los destrozaron, los dinamitaron, los lanzaron al mar, al Río Perquilauquen y tantos otros lugares que solo ellos conocen y no quieren hablar, pero sus Violadores de Derechos Humanos-lesa humanidad, sus familiares tendrán sus cuerpos y podrán ser enterrados humanitariamente, lo que no paso con los nuestros.

Más adelante usted agrega: “Teníamos la intención de comprobar y verificar el estado real de salud en que están. En muchos casos es una situación compleja”

Me pregunto: ¿Compleja?, ¡Puchas que cambia!, Los nuestros su estado de salud eran INHUMANAS.

Usted agrega: “Creemos que de verdad esta situación amerita un análisis en relación a la falta de humanidad con la se está tratando a todos ellos (…) Son personas que se van a morir a corto plazo”, acotó la parlamentaria.

Me Pregunto: La situación amerita análisis, creo que sí. Pero de ustedes. Usted como Parlamentaria, podría pedirle a los criminales de Punta Peuco que no mueran sin contar Dónde Están, que digan la Verdad sobre nuestros familiares, que demuestren coraje (¿ahora lloran?) y quizás entonces Dios los perdone. A Usted como Parlamentaria, le sugiero visitar las distintas cárceles de Chile, No la cárcel de lujo que tienen estos criminales y vera en las condiciones que se encuentran los delincuentes comunes, sí es cierto, esto reviste de análisis.

Usted agrega: “se van a morir a corto plazo”

Me pregunto: Por supuesto si es la ley de la vida o los cree ¿inmortales?
También usted acota: “Todos condenamos las violaciones a los derechos humanos, pero creo que también un país tiene que tener la capacidad de actuar con humanidad y sin ensañamiento judicial”, subrayó la integrante de la Comisión de Derechos Humanos del Senado.

Me pregunto: Usted condena las violaciones a los derechos humanos ¿y por qué será que yo no la he escuchado públicamente pedirle a los criminales de Punta Peuco que Digan la verdad de nuestros familiares?
Usted dice: actuar con humanidad

Me pregunto: ¿A caso no es humanidad lo que se ha tenido con ellos en una cárcel de lujo, una cama cómoda sin pasar frio o hambre, cuando se enferman son llevados al hospital y medicamentados. Si a usted le cuesta entender le digo que “Esto sí que es justicia”, pero Justicia Privilegiada para ellos. Lo que es tremendamente injusto para otros delincuentes en otras cárceles, ¿Recuerda la cárcel de San Miguel?
También usted avisa que: “Van Rysselberghe acudirá la Comisión Internacional de Derecho Humanos”

Me pregunto: Por favor acuda y lleve esta carta que le escribe la hermana de Pedro Juan Merino Molina, Detenido y Desaparecido el 14 de septiembre de 1974 por Agentes de la Dictadura Militar pinochetista, entre ellos el Coronel de Ejército. Agente DINA, Jefe de la Brigada Sur Alias en Colonia Dignidad: Doctor Gurmir y Orlando José Manzo Durán, Alias: “El Carapálida” o “Lucero”… Y los otros que allí se encuentran.
Esperando se dé tiempo para leer esta carta, se despide.

Rosa Elena Merino Molina
RUT: 8.268.932-k

Santiago, marzo, 11 de 2017

 

Lea el caso de  Pedro Juan Merino Molina:

: http://www.memoriaviva.com/Desaparecidos/D-M/pedro_juan_merino_molina.htm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *