Nuevamente la Comisión FUNA, ha dejado al descubierto el pasado represivo y delictual de dos agentes DINA de la Dictadura militar de Pinochet, ante sus seguidores y vecin@s. Esta vez se trasladaron a la comuna de Ñuñoa, en Villa los Presidentes. Donde “funaron” al matrimonio compuesto por Hugo Clavería Leiva y Delia Gajardo Cortés.

Hugo Clavería, suboficial de ejército, comenzó poco después del golpe de estado contra Salvador Allende en 1973, como guardia en centros de tortura y exterminio. En Enero de 1974 era guardia y operativo en el centro de tortura “Londres 38”; en noviembre de 1974 es trasladado a la guardia interna del cuartel “Terranova o Villa Grimaldi”; en 1976 pasa a formar parte de la brigada “Caupolicán”; en 1978 ya integrado a la CNI, comienza como guardia del cuartel “Borgoño” y se integra a la brigada de inteligencia metropolitana de ese organismo.

Delia Gajardo Cortés, se integra a la Dirección Nacional de Inteligencia (DINA), como agente civil de la Fuerza aérea (FACH), en esta organización criminal conoce a Clavería, con quien se casa en febrero de 1978.

Ambos están procesados por múltiples delitos cometidos por esta asociación ilícita terrorista, entre otros casos la detención y desaparición de Juan Carlos Perelman y Rodrigo Ugas Morales, por los cuales tienen una condena en primera instancia de 4 años por cada desaparición, en calidad de cómplices.

Clavería Leiva participa en los operativos para secuestrar a los dirigentes del Partido Comunista en el transcurso de 1976, también está encausado por la desaparición de 16 personas en la denominada “Operación colombo”, conocida también Como el “caso de los 119”. Por este caso, Clavería suma otra condena de 5 años y un día, mientras que por la desaparición de los cineastas Carmen Bueno y Jorge Müller, debería cumplir 6 años más. Esta joven pareja de artistas audiovisuales fue detenida en la mañana del 29 de noviembre de 1974, mientras se dirigían a los estudios de Chilefilms, en la esquina de calle Los Leones con Francisco de Bilbao, en la comuna de Providencia. Subidos a una camioneta, fueron trasladados a Villa Grimaldi para ser brutalmente torturados y, tras un breve paso por el centro de detención “4 Alamos”, su huella desaparece definitivamente, aunque el nombre de Carmen Bueno aparecerá en el montaje comunicacional de la lista de “los 119”.
Clavería y su señora siguen viviendo en la impunidad, aparentando ser buenos vecinos de la Villa Los Presidentes, Mientras Delia Gajardo aún trabaja como secretaria en el hospital de la fuerza aérea de Chile FACH.

Relacionado:

CHAMAN

Escrito por prensaopal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s