Chile

Histórica cárcel de Pisagua vuelve a manos del Estado

Histórica cárcel de Pisagua vuelve a manos del Estado, lo que posibilita su rescate como edificio patrimonial y marcar un hito en materia de memoria y dd.hh.

Tras años de lucha, las organizaciones de derechos humanos lograron su objetivo. Esto es, que el histórico inmueble cárcel de Pisagua, ubicado en el viejo puerto que sirvió como centro de reclusión política, vuelva a manos del Estado de Chile. Esto posibilitará que el edificio que se encuentra en deplorable estado de conservación pueda ser rescatado; y, además, marcar un hito en lo que se refiere a la memoria histórica y los derechos humanos.

La cárcel de Pisagua operó por tercera vez como centro de reclusión política, a partir de septiembre de 1973, durante la dictadura militar. Hasta allá fueron trasladados cientos de detenidos políticos, incluyendo a poco menos de 50 mujeres. En el lugar y otros inmuebles que cumplieron el mismo fin, se cometieron una serie de atropellos a los derechos humanos, desde la tortura, hasta los fusilamientos.

La noticia la dio Luis Caroca, Presidente de la Corporación de Derechos Humanos y Sitios de Memoria de Tarapacá, acompañado de representantes de otras organizaciones de DDHH, como Corporación Pisagua, Agrupación de Familiares de Detenidos y Ejecutados (AFEPI), Usuarios PRAIS; además de la participación del Consejero Regional, Pedro Cisternas.

Para introducir en el tema, el expreso político, Luis González, hizo un recuento de la historia previa al golpe y a los momentos que se vivieron en Pisagua. En su relato, al recordar lo vivido y a los que ya partieron, no pudo contener la emoción.

CAMPO DE PRISIONEROS POLÍTICOS

Caroca hizo un recuento de lo que ha ocurrido con el inmueble cárcel de Pisagua. Tras haber servido como campo de concentración de prisioneros políticos, en 1973-1974, en las postrimerías de la dictadura, el bien fiscal, fue enajenado a un particular. En ese momento se habló de un proyecto turístico para impulsar el desarrollo del pequeño poblado, por lo que se construyó un hotel, iniciativa que no prosperó, pero siguió en manos de la familia, cuya residencia era la ciudad de Arica.

Recuperada la democracia y tras el hallazgo de la fosa clandestina, que contenía, a lo menos, los restos de 19 ejecutados políticos, las organizaciones iniciaron una intensa lucha por recuperar el inmueble. De hecho, su accionar fue trascendental para que el Estado de Chile, lo reconociera como Patrimonio Nacional, en la categoría de Monumento Histórico, lo que ocurrió el 6 de febrero de 2008.

La Corporación de DDHH y Sitios de memoria, nace hace más tres años, con la finalidad de aunar todos los esfuerzos y lograr lo que parecía imposible: que la cárcel como inmueble patrimonial, vuelva a manos del Estado. Es así como, tras un proyecto presentado ante el Consejo Regional de Tarapacá, y en la última sesión, se aprobó la compra del inmueble, además de otros recursos para iniciar los estudios sobre el estado del inmueble. Posteriormente la familia acepta vender el inmueble en 150 millones de pesos.

En la actualidad la documentación se encuentra en proceso de escrituración en el Conservador de Bienes Raíces de Pozo Almonte. Cuando se evacúe, entonces la familia recibirá los dineros por la venta del histórico inmueble. Siendo una gran preocupación para la Corporación y la totalidad de las organizaciones de DDHH, que se generen las acciones para que no continúen los daños estructurales.

Compartimos esta información que es una gran alegría para los ex presos políticos, sus familiares y la comunidad en general, porque este es un tema que concierne a la sociedad chilena en su conjunto”, señaló el dirigente, quien expresó además, que lo central es que recuperar la cárcel de Pisagua “como sitio de memoria, está orientado también a las nuevas generaciones, a los estudiantes, para que nunca más, esto vuelva a repetirse”.

Recordó que la Corporación hizo entrega al Gobierno Regional (anterior) una completa documentación, en el proceso de recuperación de la cárcel de Pisagua, continuando con las actuales autoridades. Sin  embargo, dijo Caroca, hasta ahora, no ha sido posible que se puedan reunir con el intendente por tema de agenda de la autoridad. Sin embargo, ya se designó a un profesional que está trabajando en el proyecto, Claudio Marabolí, con quien se reunió. “Lo que nos interesa es ver cómo será el proceso para que se designe al administrador”, dijo Caroca.

El abogado Claudio Vila, dirigente de la Corporación dijo que “el Estado de Chile continúa en deuda con sus ciudadanos y el pueblo en general; ahora debe mantener su compromiso de hacer de la Cárcel de Pisagua un Sitio de Memoria para que nunca más se vulneren los Derechos Humanos en ningún lugar de Chile y las actuales y futuras generaciones crezcan con una conciencia social y de respeto por el ser humano que impidan que nuevamente ocurran los hechos que tristemente hicieron historia en este lugar”.

En Consejero Regional, Pedro Cisternas, Presidente además de la Comisión de Cultura y Patrimonio del CORE, opinó que la compra de la cárcel de Pisagua por parte del Estado, constituye un gran logro, porque siempre existió la posibilidad que la familia propietaria, Paniagua Venturini, vendiera a un particular.  Dijo que si bien hay un documento de febrero de 2018, es decir, del gobierno anterior, que establece la administración a una organización de  DDHH “hoy no hay certeza que sea así, por eso hay que hacer una fuerte presión”.  Más aún, alertó que hay un riesgo que se piense en poner el acento en los hechos ocurrido en 1879, “y que la cárcel de Pisagua se transforme en un sitio de memoria, pero de la mal llamada guerra del Pacífico”.

El expresa política de Pisagua, Juana Torres, recordó que las organizaciones de DDHH desde los mismos años de la dictadura, recorrieron la pampa para dar con el paradero con los ejecutados y desaparecidos. “En estos años no hemos descansado y esto que hemos alcanzado hoy es para que nunca más en Chile vuelva a ocurrir que se torture y se fusile, por pensar distinto”. También destacó que en Pisagua hubo muchas mujeres detenidas, que también lucharon por sus ideales. “Queremos que se hable de presos y presas políticas. Las mujeres tuvimos un gran compromiso”, afirmó.

Héctor Marín Rosel, presidente de AFEPI, puso el acento en la lucha histórica de las organizaciones y en la necesidad que se asuma que es un tema país, que incluso, tiene un impacto a nivel internacional, como ocurrió con el hallazgo de la fosa de Pisagua. “Por respeto a nuestro familiares, a los sobrevivientes, esta historia trágica, no la podemos olvidar”

Fuente: Agencia Pueblo

Anuncios

Categorías:Chile

Tagged as: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.