Chile

De Saqueo y Saqueadores.

“Es el arte de la guerra sucia. Con una garra llaman a la paz y condenan la violencia y con la otra pezuña arrancan los ojos a los chicos. Es la guerra declarada contra un enemigo poderoso de niños saltando las barras y otros de piedras voladoras. Es el todo vale contra el enemigo interno, que son los explotados y olvidados.

“Saquero, sujeto que favorece descaradamente a un equipo, buscando perjudicar a su contrario”

Con elegancia verde de manada de arañas psicóticas, sus patas arrastran los sacos Los pacos oligofrénicos y frenéticos, buscan no ser vistos, no dejar huellas, obviamente fracasan, y son grabados una y otra vez acarreando artículos a sus autos fiscales.
Todo ese recreo fue al principio. Ahora los superiores se han puesto más serios y condenan tajantemente esas conductas. Ahora el modus robandi será otro, debido al indiscreto avance tecnológico, que no había en los 60-70-80-90s.
(Alguien debería hacer un video-clip con la tremenda colección grabada de saqueos auspiciados por la Policía Chilena: “El dueño autorizó el saqueo” “Venga mañana a buscar cosas” “Tiene que ponerse a la cola” y un largo etcétera que da vergüenza ajena mencionar)

Entonces, los acontecimientos políticos reinantes y pujantes, hacen emerger, de las no tan profundas cloacas del sistema, la inigualable triada de ladrones y pillos: Fuerzas armadas, delincuentuchos/domésticos y narcotraficantes, otean el ambiente y afilan sus dientes.
Galvanizados y “mojados” todos, Vendedores, Receptores y Reducidores cantan y bailan fornite al ritmo de las sirenas que guiñan sus ojos, cuando aparecen con los cosos, que tú ya sabes.
En este trípode descansan los principales operadores de montajes, de escenas de tramoya e inculpamientos a terceros.
Están a cargo de demonizar las demandas sociales. De crear una sensación de desconfianza entre los propios. Saquear lugares que hieran la sensibilidad popular, buscando dividir opiniones.
En su accionar no trepidan en infiltrarse y hacerse pasar por luchadores sociales. Aparte de sus hurtos y coqueteo entre ellos, la misión principal de las fuerzas armadas y sus “socios”, es romper la unidad moral del enemigo e intentar generar rechazo hacia los símbolos que éste pudiese sostener.

Es el arte de la guerra sucia. Con una garra llaman a la paz y condenan la violencia y con la otra pezuña arrancan los ojos a los chicos. Es la guerra declarada contra un enemigo poderoso de niños saltando las barras y otros de piedras voladoras. Es el todo vale contra el enemigo interno, que son los explotados y olvidados.
Cuando estas acciones no empiecen a dar los réditos que ellos esperan, comenzarán a agudizar sus artimañas. Aparecerán luchadores sociales disparando a pensionados en silla de ruedas o los mismos anti-sociales matándose entre ellos “como ratas”

Toda esta trama no podría ser desarrollada ni puesta en escena, sino fuese gracias a los medios de comunicación, que resultan vomitivos de ver o escuchar o leer. Pareciera que prácticamente nadie tiene un minuto para brindarle objetividad o un análisis serio a tantas “coincidencias” de policías y saqueadores compartiendo los mismos vehículos con patentes o sin ellas.

A ciertos policías les atrae bastante el mentholatum (necesitan ser valientes) y de alguna manera tienen que pagarla y qué mejor que darle su trabajito extra a sus proveedores y después salir a rayar las paredes dándose a sí mismos halagos de horrores ortográficos, soñando que alguien más los quiere, aparte de sus patrones de tetas hirsutas y las ratas que suspiran al verlos pasar.

Y hablando de objetividad y haciendo un intento en ello. No todos los saqueos son funciones a cargo del área dramática de la policía chilena, también hay gente que corre con colores propios, y delinque, pero ahora que las organizaciones sociales han acordado detener ese tipo de actitudes de pillaje, son los menos. Empero…Ahora bien, como para meditar al respecto lo siguiente:

El vandalismo, el pillaje, el robo, es la imagen copiada del modelo y los paradigmas que ellos mismos enseñan. El saqueo es la respuesta casi proporcional en contra del saqueo de los recursos naturales y básicos del país. ¿Bombardean constantemente para que compren sus productos vacuos y superficiales? Bien, han convencido a la gran mayoría que no sólo se lleve la leche y el pan, también, justamente los productos e insumos superficiales que tanto alardean aquellos que se burlan de la inopia colectiva de un país que sólo mira detrás de las vidrieras constantemente. Alguna gente tiene lo suyo, pero le gustaría tener más y más y más, ¿No es eso la base del capitalismo? Cosechen lo que sembraron y háganse cargo.

Epílogo.

Lo que hace la clase dominante y la casta política, niños y niñas, sapos digitales verdes y especímenes afines, se llama Manipulación.

Se destaca la falta del otro (real o inventada) y se anula (la primera) crítica recibida, anulando ésta y concentrándose sólo en la segunda acción. Verbigracia; Voy a dejar de explotarte si bajas la voz. Pero levanto la voz porque me explotas. Eso no es importante, es inconveniente que levantes la voz, eso es lo central ahora. No lo digo sólo yo, sino que todos mis medios de comunicación.
Así le gusta a los sociópatas capitalistas, a los abusadores, a los sicarios del empresariado, que nadie sepa, que nadie se entere, que no llames la atención, que no es bueno para los negocios y otras cosas.

Saqueo, igual a Rapiña, como Rapiñera y asociados.

Para Prensa Opal: Andrés Bianque Squadracci.

Pd: ALT o sea, Apaga La Tele.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .