Chile

CUANDO COMUNICAR ES DESINFORMAR

No es algo nuevo lo que sucede en medios de prensa nacional, por el contrario ya desde la Revolucion norteamericana, Tocqueville advertia del cuarto poder del Estado: la opinión pública.

El viajero francés asistió como testigo mediato del proceso emancipador norteamericano y en sus múltiples reflexiones puso el acento en el rol que jugaba la prensa en  el desenvolvimiento de los hechos sociales y políticos, sin embargo  el galo acusaba que la instrumentalización del oficio periodístico (aún no se erigía como profesión) podía poner en juego la Libertad de conciencia y expresión de quienes eran utilizado por discursos blandos e intencionados.

Nuestro país no fué menos, pues tanto “La  Aurora de Chile” como “El monitor Araucano” dieron lo suyo por perfilar sustratos políticos a favor de criollos anti y medianamente contrarios a la hegemonía hispana.

Hoy se asiste a una prensa que esclavizada a grandes consorcios económicos, transmite apostasías de lo que realmente es la verdad y la realidad. Una prensa que restringe la escasa formación crítica que brindan las universidades a los futuros periodistas, (!!!porque hoy el paradigma de la “academia” insiste en formar teoricos investigativos cuya diferencia con sociólogos es mínima!!), quedando más expuesto el profesional al discurso servil de las editoriales.

El presente comunicacional periodístico es triste y depresivo, la escasa libertad de informar ha sido maniatada por la Tiranía del Ejecutivo que con leyes y decretos mañosos tratan de impedir que la prensa autónoma tome razón de las inequidades, violencia y persecusión de la que es víctima parte importante de la población chilena.

Sólo como ejemplo, tenemos el viciado titular del fin de semana donde se victimizaba a Carabineros por la no asistencia médica, (esa misma Institución que no ha pasado un mes en que se encuentre libre de algún escándolo criminal donde directa o indirectamente se haga partícipe!!!) recibe tratamiento “especial” por parte de los canales de TV abierta los cuales han -majaderamente- resaltado que el médico acusado es extranjero, prueba irrefutable de una campaña comunicacional xenófoba hacia el personal de Salud que trabaja en Chile.

Algo se ha traslucido sobre los hechos de Melipilla, cuestión que la prensa tradicional dificilmente exhume, por el contrario, de seguro se está en proceso de instalar el discursillo de “honor y mesianismo” del Ejército frente a la actual crisis sanitaria mundial y que este Gobierno ha contribuido a su descontrol, después de todo le conviene mantener a la población en el encierro y asi retardar un estallido social que ya esta en la puerta de la Moneda…por ahora mostrar militares con armanento es una estrategia más de la campaña comunicacional para infundir terror a la población…y en ello un papel importante juegan los canales de TV con el viejo arte de “comunicar para desinformar”.

La miseria, el abuso, los negocios inescrupulosos bajo la mesa que hace el Gobierno de Piñera para sacar rentabilidad económica de esta crisis, deben salir a la luz pública y para ello un papel fundamental es la prensa alternativa, libre y valiente.

Por Felipe Vergara L. Academico Escuela de Periodismo Universidad de Playa Ancha

1 reply »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .