Chile

Flaites Ilustrados: “Tenemos que unirnos”

Lo peor está por venir. Faltan muertos, faltan tragedias, faltan actos horrendos. Los explotadores son pocos, pero siniestros. Tienen los medios de comunicación y las armas, la infraestructura. Son capaces de cualquier cosa. Cuentan con jaurías variadas. Lo más selecto de las bazofias.

Entonces, la primera misión o preocupación será reprimir, pisotear o asesinar a los jóvenes que se rebelen en contra de lo establecido. Destruir las camadas nuevas.
No importa si son mujeres o niños. Irán por ellos, por los que reflexionan, por los que cuestionan.

La idea es que no viva una generación de recambio. La idea es que queden sólo restos sumisos y amaestrados. Esquiroles y esclavos obedientes

Y es que los abusadores, los acomodados, sienten terror de los jóvenes, porque son estos los que cambian el engranaje del mundo. He ahí la razón neurálgica de sus pesadillas de ganancias perdidas.
Capitalistas salvajes que no creen ni en su propio sistema, intentarán extraer lo que más se pueda lo más rápido posible y ante cualquiera de sus fechorías o violaciones en contra de la población, negarán los hechos. Esconderán sus bajezas. Dirán que son malentendidos. Dirán que fuerzas ocultas los quieren perjudicar. Dirán que se lo tenían merecido. Dirán que fueron accidentes aislados, necesidades históricas, judiciales o morales. Crearán Auto-atentados para justificar sus actos.
Los abusadores no tienen honra. Los explotadores no tienen honor ni decoro.

Quienes subestiman la maldad de los representantes de la explotación, me parece, se equivocan profundamente. Ser malo siempre será más fácil, especialmente si se le proporciona cierto tipo de poder a seres trastornados, porque ser ruin no requiere ningún esfuerzo, desbocar el animal interno es lo más sencillo. Lo complicado es ser justo, ser comprensivo, eso requiere esfuerzos. Ser siniestro es más fácil que ser sincero. Tener integridad es bien distinto a tener impunidad

Sin embargo, a pesar de las reglas y los axiomas de axilas sospechosas.

No todos los ricos son malos, nunca aquellos que tienen las manos limpias.
No todos los pobres son buenos, la ubicación social no es sinónimo inamovible de humanidad o de bondad.

Dicho esto, identificando una gran parte del problema, hay un par de reflexiones que comentar. ¿Cómo se supone que se realizarán los cambios que necesitamos?

Cuando el ego personal, ideológico o partidario, hace que prioricemos sólo nuestros intereses, bajo el logotipo del bien común, es hora de cuestionar nuestras reflexiones.
Cuando somos capaces de argumentar en contra de nuestras propias opiniones y posiciones, intentando humanamente ser objetivos, sólo ahí, así lo dice la experiencia y la ciencia, podemos ser mejores, podemos avanzar. Un poco de humildad ideológica, no le hace mal a ninguno de los portadores de verdades mecánicas o absolutas.
Los seres humanos en creación y crítica permanente, son los que revolucionan el mundo. Raramente los tullidos de temas transitorios o de moda o los reumáticos dogmáticos marcan alguna diferencia.

Hay que aprender a reconocer cuando perdemos, cuando somos invitados, cuando somos personajes secundarios. Especialmente si en algún momento, tuvimos roles protagónicos.
Hay que aprender a valorizar los triunfos. Exaltar los esfuerzos, por muy humildes que éstos sean. Hay que animar a otros, no degradarlos con exactitudes inmutables o precisiones inamovibles.
Como si fuesen niños, respaldar sus atrevimientos. Apoyar sus ideas.
No copiar la burla, ni el escarnio, ni las humillaciones que un sistema imperante exprese como lenguaje cotidiano.

Exigir justicia y respeto, también pasa por respetar la manera íntima de otras instancias. Coparlas no sirve, no ha servido. Ayudar y cooperar no significa raptar, no significa apropiarse del esfuerzo ajeno o imponer la adicción de algunos, a los escenarios o los micrófonos.
Apropiarse de organizaciones para provecho personal o partidario, es una práctica deleznable. Primero están los desposeídos, los que sufren, mucho, mucho después vienen las banderas o los escritorios.

Hay que terminar de querer estar de acuerdo hasta en los mínimos detalles. El acuerdo principal es eliminar un sistema económico injusto, el que sea, el que no tenga un irrestricto respeto por los seres humanos y lo que nos rodea.
Apoyar la diversidad empieza justamente por entender que no se puede imponer la dictadura del pensamiento unificado hacia o contra todos. Mientras el compromiso principal sea extirpar de raíz un sistema económico injusto, es una excelente base para sentarse a conversar.
Eliminar no es lo mismo que remozar. Un moretón con maquillaje sigue siendo un moretón.

“Intentar humanizar el capitalismo, es intentar domesticar un tigre adulto con un libro de poemas. El capitalismo es un tipo de cáncer agresivo, sin ninguna piedad en contra de sus víctimas. Se pueden encontrar paliativos para este mal, jamás una cura. Capitalismo, sinónimo de canibalismo económico, del grado más salvaje de la sociedad. Es más fácil pedirle a un muerto que se levante a que un capitalista sea justo”

Invitación al debate.

Sería interesante rescindir de los quisquillosos o apósteles de doctrinas perfectas.
La sociología no es una ciencia. La sociología no es una ciencia. Intenta, trata, toma prestado, usufructúa de todos lados, pero no es una ciencia. Lo que la ubica, más o menos, entre las disciplinas sociales que intentan explicar los vaivenes y cómo rotan los engranajes sociales.
Hay un honesto intento a través de especulaciones y reflexiones de prever lo que ocurrirá. Sin embargo, adivinación o predicción, no es lo mismo que certeza.

Fragmento aclaratorio y lapidario para comentar qué: lamentablemente, muy a pesar de lo que queramos creer, el comunismo no es una ciencia, ni tampoco lo es el anarquismo. Prácticamente están bastante emparentados con las bases “irrefutables” de la religión. Dicho esto, un conjunto de ideas intentando mejorar una sociedad siempre es válida, da lo mismo el nombre. Pero quienes comentan horóscopos políticos o barajan un tarot de tratados sociales, quizás podrían intentar bajar sus estandartes a niveles humanos y no de su olimpo de oligarcas del pensamiento correcto y acertado.
Especialmente cuando la herramienta con la que analizan fenómenos dados del mundo está confeccionada con retazos metafísicos, filosóficos y una pequeña pizca científica para hacerlos pasar por pasaportes de verdades absolutas.

Llamar a la unidad sin cambiar o modificar la posición que se tiene, y seguir llamando a la unidad, siempre y cuando las cosas se hagan como yo quiero que se hagan, no se llama unidad, eso se llama manipulación.

Intentar encadenar a todos bajo el yugo del pensamiento unificado es abusador.

La unidad de acción podría reinventarse a través de una organización que sea horizontal y vertical al mismo tiempo. Unir los dos extremos. Perdonarnos.

Con voluntad y análisis se puede modificar hasta la personalidad de las sombras.

La arrogancia ideológica también daña a los que no pueden defenderse y nos están esperando. La comodidad electoral también hiere. Hay que unir los dos extremos.

Porque los enemigos son otros, los hambreadores. Los que siembran huérfanos, los torturadores, los vendepatria, los saqueadores. Los especuladores. Los agiotistas, los usureros, estafadores, charlatanes, embusteros, esquiroles, rastreros, codiciosos y sediciosos, fatulos y fascistas.

Tenemos que unirnos. La maldad siempre tiende a perfeccionarse en sí misma, los crímenes tienden a evolucionar en su perversidad. Entonces, perdonémonos.

Disciplina irracional. Prudencia en llamas. Disciplina flexible.
Mejorar una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez.

El nombre da exactamente lo mismo, especialmente si se trata de competir en contra de los acomodados, vendidos o contra los explotadores. Un organización Horizontal/vertical
¿y si ese fuese el as que nos falta?
Absténganse de opinar los que tienen un problema para cada solución o intento de ésta.

“A veces tienes que ser el héroe que no encuentras en ningún lugar”

Gracias miles por llegar hasta aquí.

Andrés Bianque Squadracci. (Un flaite ilustrado)

Título del autor: TALLER DE TORTURAS FILOSÓFICAS- “Murmullo de manuscrito indeleble”.

Video en Youtube

Banda Sonora video : “La mejicana”- Tata Barahona “Cinema volta Daily Ambience” – John Maxwell Hobbs

Flaites Ilustrados en Audio Capítulo 5

Flaites Ilustrados Cap 5 : “Tenemos que unirnos”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .