Chile

“Los Utensilios de Galli”

“La presentación en sociedad de Patria y Libertad tuvo lugar el 1 de abril de 1971 en el teatro Nataniel de Santiago. En nombre de sus sectores juveniles, tomó la palabra Jaime Guzmán, quien permanecería en esta agrupación hasta el otoño de 1972: “Hoy nos levantamos con coraje y decisión para decirles a quienes pretenden sojuzgarnos que no permitiremos que una minoría marxista se imponga a la voluntad mayoritaria que desea orden, progreso y cambios profundos, pero en libertad y democracia” (Mario Amorós, “Entre la Araña y la Flecha”, 2020)

El anterior es un extracto de un libro sobre la historia de “Patria y Libertad” durante la Unidad Popular. Todos sabemos que estuvieron implicados en la muerte del general Schneider y del edecán Araya, además de otros tantos atentados, haciendo el trabajo sucio antes de la irrupción de los militares. Hoy, esos grupos de ultraderecha siguen vigentes y gozan de “buena salud”. Su momento de gloria fue con ocasión del plebiscito de octubre pasado, pues alli pudieron actuar al descubierto y apoyados por el gobierno y carabineros. Cada semana, a medida que se aproximaba el plebiscito, veíamos a sujetos que marchaban por Avenida Apoquindo, equipados con cascos, escudos y banderas (norteamericanas, confederadas y nazis), custodiados amablemente por la policía. Entre esos ultranacionalistas estaban los miembros del grupo “Aún Tenemos Patria”, quienes además se apertrechaban en una sede central de la UDI. Este grupo fue el que realizó violentas amenazas contra la fiscal Chong, debido a que ella formalizó a un carabinero por arrojar a un adolescente desde el Puente Pío Nono. Luego de ser atrapados por la policía de Investigaciones, estos “jóvenes y patriotas idealistas” quedaron con firma mensual y solo uno en prisión preventiva.

Mientras el gobierno hace la vista gorda, señalando en palabras del subsecretario Galli que “tenían utensilios y solo una subametralladora UZI”, y se restó de querellarse contra ellos, no ha tenido contemplación para invocar la Ley de Seguridad Interior del Estado en otros casos que parecen casi ridículos: el caso del profesor Roberto Campos, a quien se le aplicó dicha ley solo por patear un torniquete del metro, u otro donde alguien le lanzó un huevo a una gobernadora, o el caso donde la Marina se querelló por un ataque a un monumento en Valparaíso. Y hay muchos más: Anderson Rayo, un año en prisión preventivo por romper un cristal. Felipe Santana, fue condenado a 7 años por quemar una banca.

Hasta el día de hoy, el gobierno acumula más de 1000 casos en que ha invocado la Ley de Seguridad en contra de manifestantes del estallido. No quisiera ni pensar cómo se habría comunicado esta misma noticia y cuáles habrían sido sus repercusiones penales si éste hubiera sido un grupo de mapuches armados con subametralladoras.

En la Antigua Grecia existía un término para referirse a la igualdad ante la Ley: ISONOMÍA. Era entendida como la igualdad de derechos civiles y politicos de los ciudadanos. Para Aristóteles, la Isonomía era uno de los pilares básicos de la Democracia y lo colocaba al mismo nivel de la Isegoría: la igualdad de participar y hablar en público en la Asamblea. Sin embargo, en la “democracia” de Piñera, una misma conducta delictual tiene distinta tipificación y castigo según tu clase social y tu ideología. De este modo, si eres blanco, de clase alta y neonazi, puedes zafar de la justicia. Si es que alguien aún dudaba de que Piñera estaba destruyendo las instituciones del país, creo que esta es la mayor constatación. En Chile no existe Isonomía, no hay Igualdad ante la Ley, por lo tanto, solo nos queda una “carcasa” de Democracia.

Por Cristián Martínez Arriagada, Cientista Político

1 reply »

  1. Están surgiendo varios grupusculos de ultraderecha. La expresión política del liderazgo es Juan Antonio Kast y su partido «Republicano». Axel Kaiser es figura intelectual e ideólogo. Checho Hirane es un propagandísta que ha generado sus propias redes.

Deja un comentario