Australia Chile

Exagente de Pinochet, Adriana Rivas, pide anular sentencia de extradición a Chile

Adriana Rivas, quien se encuentra detenida en Sídney a la espera de ser extraditada, está acusada en Chile del secuestro agravado de siete personas mientras trabajaba para la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), la policía secreta de Pinochet durante los años 70.

Adriana Rivas, quien se encuentra detenida en Sídney a la espera de ser extraditada, está acusada en Chile del secuestro agravado de siete personas mientras trabajaba para la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), la policía secreta de Pinochet durante los años 70.

Rivas, presentó el martes en una audiencia en Sídney sus razones para anular la sentencia de extradición a Chile. Los abogados de Rivas pidieron a la jueza Abraham de la Corte Federal la anulación de la decisión del magistrado Philip Stewart, de la Corte Local de Nueva Gales del sur, quien determinó el 29 de octubre que la chilena sea extraditada. También reclaman la puesta en libertad de Rivas, quien se encuentra en prisión en Sídney desde febrero de 2019.


Puntos destacados:

  • Los abogados de Rivas piden anular la decisión de que Adriana Rivas sea extraditada y solicitan su puesta en libertad.
  • La fiscalía alega que las evidencias presentadas por Chile son suficientes para sostener la extradición.
  • El letrado de la defensa menciona la Ley de Amnistía en Chile como argumento para invalidar la extradición.

Durante la audiencia, celebrada en Sídney, el abogado de Rivas, Frank Santisi, dijo que la decisión de Stewart fue errónea porque no consideró que la Ley de Amnistía decretada en Chile durante el régimen de Pinochet “no ha sido anulada por ninguna ley parlamentaria”.

Según el letrado, se está “invitando a Australia a participar en el ejercicio de enjuiciamiento de algo que no es procesable” y que va “en contra de la propia Constitución de Chile”.

La representante de los familiares de las víctimas en Australia, la abogada Adriana Navarro, dijo a SBS Spanish que no puede darse la situación de que los delitos por los que se acusa a Rivas no se puedan procesar “porque es claro por las declaraciones y la interpretación de la ley en Chile que los delitos de lesa humanidad no prescriben.”

El letrado de la fiscalía, Trent Clover, dijo que el posible tema de inconstitucionalidad es un «asunto que concierne a los tribunales chilenos» y que no afecta el proceso de extradición.

El señor Santisi insistió en un argumento escuchado anteriormente por el cual defiende que el material presentado en la solicitud de extradición “es insuficiente y no demuestra que la DINA fuera un grupo ilegal», ni si «Rivas estaba presente en el Cuartel Simón Bolívar cuando ocurrieron los presuntos delitos».

El abogado también hizo referencia a que el magistrado no tuvo en cuenta la historia de Chile: «No se puede no intentar entender la historia y cuáles fueron los poderes que representaba la DINA», y destacó que la organización podría ser considerada como la “ASIO de Australia o la CIA estadounidense” por lo que las presuntas víctimas “no fueron detenidas ilegalmente, fueron arrestadas”.

Por su parte, Clover, el representante de la fiscalía insistió en que, según la documentación presentada por Chile, “Está claro que (la DINA) era una organización secreta ajena a la ley y que el centro Simón Bolívar se describe como un centro de exterminio”.

Clover insistió en que según las evidencias presentadas por Chile se puede concluir que “(Rivas) era agente y que participó activamente en ese grupo”, algo que la propia Rivas niega.

Refiriéndose a las razones de la defensa de Rivas, Clover dijo que «(no es) correcto decir que el magistrado simplemente regurgitó lo que Chile le estaba diciendo».

Las presuntas víctimas “no fueron detenidas ilegalmente, fueron arrestadas.

El magistrado Stewart, quien dio luz verde a la extradición de Rivas, dijo en su momento que se sentía “satisfecho” con la información presentada en el requerimiento de extradición de Chile, al tiempo que confirmó que la DINA sería considerada como un “grupo criminal” según las leyes del estado de Nueva Gales del Sur.

Sin embargo, los letrados de la chilena cuestionan este principio de la “doble criminalidad”, necesario para que se realice la extradición.

Está claro que (la DINA) era una organización secreta ajena a la ley y que el centro Simón Bolívar se describe como un centro de exterminio.

¿Cuáles son los pasos siguientes?

La batalla por la extradición de Rivas puede ocurrir de manera rápida o durar varios años, ya que Rivas puede llevar su proceso de apelación hasta el Tribunal Superior de Australia, y es el Fiscal General del Estado el que debe dar la orden final de extradición de Rivas.

Un proceso de extradición anterior, el caso de Dragan Vasiljković, un exlíder paramilitar serbio que fue extraditado a Croacia en 2015, tomó nueve años después de su arresto en Perth.

En los próximos días la jueza Wendy Abraham, confirmará si Rivas es entregada o no a la justicia chilena.

Informe de SBS Español https://www.sbs.com.au/
Adriana Rivas junto a Manuel Contreras, jefe de la DINA, órgano represor de la dictadura de Pinochet. Foto: SBS

Publicado por SBS

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: