Ambiente Chile

CALBUCO: Alcalde saliente intenta dejar amarres a favor del empresariado

Calbuco 4ta comuna más pobre, dentro de la provincia más pobre del país, Llanquihue. El saliente gobierno comunal del “Radical” RUBÉN CÁRDENAS lejos de traer el “éxito” y “desarrollo”, solo actuó en beneficio de las salmoneras, Forestales, petroleras y empresarios, en detrimento del desastre medio ambiental y social.

Cuando pensábamos que el largo y oscuro periodo de gestión municipal que estuvo a cargo del Sr. RUBÉN CÁRDENAS durante 30 años, había llegado a su fin y que lo último que sabríamos de tal personaje sería su próxima entrega de mandato, nos hemos enterado y hemos sido testigos de un intento final de ésta administración municipal agónica, por terminar de dejar amarrados los últimos cabos sueltos en favor del empresariado.

DECLARACIÓN PÚBLICA : ANTE CAMBIOS Y REFORMAS DE ÚLTIMA HORA DE LA ADMINISTRACIÓN MUNICIPAL SALIENTE.

Los abajo firmantes, organizaciones sociales de la Comuna de Calbuco de la Región de Los Lagos, ante los «procesos express» de actualización del Plano Regulador Comunal de Calbuco y  supuestos Planes de Protección del Santuario de la Naturaleza Isla Lagartija que ha emprendido la administración saliente del Gobierno Comunal, las organizaciones comunitarias firmantes señalamos lo siguiente:

Cuando pensábamos que el largo y oscuro periodo de gestión municipal que estuvo a cargo del Sr. RUBÉN CÁRDENAS durante 30 años, había llegado a su fin y que lo último que sabríamos de tal personaje sería su próxima entrega de mandato, nos hemos enterado y hemos sido testigos de un intento final de ésta administración municipal agónica, por terminar de dejar amarrados los últimos cabos sueltos en favor del empresariado.

En efecto, una Consultora privada, de la mano de un Departamento de Medioambiente Municipal que brilló por su ausencia durante innumerables desastres ambientales que se manifestaron y se siguen  manifestando en el territorio y el maritorio comunal, están encabezando “Procesos de Participación Ciudadana” para dejar en manos del empresariado principalmente ligado a la industria salmonera y forestal, el borde costero de la Isla Quihua y paralelamente dejar “planificada” la política de «protección» del Santuario de la Naturaleza Isla Lagartija, mediante consultas parciales y fraccionadas donde la población de Calbuco que se entera y participa, ha sido previamente elegida a dedo.

Esta administración municipal que se retira, deja a Calbuco como LA CUARTA COMUNA MÁS POBRE DEL PAÍS y ubicada dentro de la Provincia de Llanquihue que, a su vez, es LA PROVINCIA MÁS POBRE DEL PAÍS, estadísticas que desmienten el supuesto “éxito” y “desarrollo” que trajeron a nuestra Comuna y a nuestra Provincia las empresas salmoneras, forestales y los puertos petroleros, mecanizados y flotantes, que fueron actores privilegiados para la administración comunal saliente.

Esta administración municipal aparece ahora interesada en culminar un proceso de ordenamiento territorial que nunca antes le interesó y además agrega un interés aún más sorprendente en un tema de protección ambiental.

Decenas de instalaciones ilegales y contaminantes se distribuyen a lo largo y ancho de la Comuna de Calbuco que administró el Sr. RUBÉN CÁRDENAS, desde los malolientes vapores que emite SALMONOIL en la entrada de la Comuna hasta los igualmente pestilentes vapores que emite la fábrica de alimentos para salmones de LOS FIORDOS en la Bahía de Pargua, donde la Comuna termina.

Decenas de instalaciones se ubican en el borde costero comunal (un bien nacional de uso público) sobre concesiones marítimas ya vencidas y decenas de emprendimientos productivos carecen, incluso, de evaluación de impacto ambiental, sean estos emprendimientos pequeños cultivos de mitílidos o grandes y “modernos” puertos petroleros como el de COPEC en Isla Quihua, que causó un derrame de petróleo el mismo día de su inauguración.

Decenas de empresas que dijeron impulsar “la riqueza” y “el progreso” se instalaron en nuestra Comuna mediante la presentación de documentación FALSA a los servicios de evaluación ambiental, como lo ha denunciado el Comité de Defensa del Borde Costero “Calbuco Emergente”, firmante de esta Declaración.

Esta administración saliente no sólo deja como herencia un “Mercado Municipal” insalubre que siempre se negó a reparar, sino que se desentendió de la destrucción del maritorio comunal donde decenas de centros de producción de salmones y mitílidos generaron condiciones anaeróbicas en el sedimento marino, haciendo imposible la vida acuática.

Calbuco, bajo esta administración que ya culmina, le permitió a los visitantes, que llegaban  convencidos que se encontrarían con “aguas azules”, ser recibidos con dos basurales en altura, con un pago de peaje obligado para salir y para entrar y un mar cubierto de boyas de plumavit, prohibidas desde hace más de 10 años.

Esta administración saliente, ahora contrata una Consultora privada para materializar un proceso de ordenamiento territorial que encabeza un Departamento de Medioambiente que nunca se pronunció sobre los proyectos  que eran evaluados ambientalmente y que requerían de la opinión del Municipio. Y cuando excepcionalmente se pronunció sobre un accidente industrial, lo hizo copiando íntegramente una Declaración de Impacto Ambiental presentada por la misma empresa accidentada.

De manera insólita, dentro de esta cartera de iniciativas de última hora que pretende dejar  instalada esta administración municipal saliente, se encuentra un plan de certificación ambiental comunal, presentado como Sistema de Certificación Ambiental Municipal (SCAM) cuyo único objetivo es dejar a la Comuna de Calbuco cumpliendo los requisitos ambientales de la OCDE, que por algún Misterio Divino integramos como país. Así, la administración saliente quiere dejar “ambientalmente certificada”, como un municipio similar a cualquier país desarrollado que integra la OCDE, a la Comuna de Calbuco, LA CUARTA COMUNA MÁS POBRE DEL PAÍS. Otro disfraz más para ocultar la pobreza en que queda la comuna que mantuvo durante tres décadas bajo su administración.

Quizás si de esta manera este gobierno comunal agónico pretenda ocultar lo que fue su práctica constante para resolver “conflictos ambientales”: la mejor distribución, entre los afectados, de sobornos disfrazados como medidas de “compensación” o de “reparación” por los daños ambientales causados, naturalizando en los habitantes de Calbuco que un medioambiente  contaminado o destruido tenía su precio en camionetas 4X4 para los dirigentes, en tractores para las comunidades indígenas, en reparaciones a la Junta de Vecinos o en paseos en lancha para ir a limpiar las playas que salmoneros y miticultores convertían en basurales.

La “Política Ambiental” de la administración municipal saliente siempre fue “dejar hacer lo que el empresario quiera hacer” a cambio de algún “beneficio”, como los que mencionaban los pescadores artesanales de la FEPACAB cuando negociaban la descarga ilegal de mortalidades salmoneras del wellboat “Seikongen” en las yomas de Pacific Star de la Bahía San José, yomas que ocupan concesiones marítimas vencidas y no cuentan con evaluación de impacto ambiental siquiera.

Hemos sido testigos y afectados de la conversión en cloacas del Canal Caicaén y de la Bahía San José, de la ocupación ilegal de miticulturas en Estero Huito y en los esteros de las Islas Puluqui y Chidguapi, del hundimiento de un muelle flotante con toneladas de alimentos para salmones conteniendo antibióticos, cuyos daños al patrimonio natural de la Comuna, según se ha anunciado, también se “repararán” mediante “acuerdos consensuados”, como se acostumbra a calificar a la repartición de sobornos.

 De todo esto hemos sido testigos y afectados. Nunca lo vio la administración saliente… hasta ahora, cuando ya es demasiado tarde para revertir los desastres que no se interesó en evitar.

Por ello, llamamos a esta administración, que deja su propia huella ecológica de desastres ambientales y sociales, a suspender estos procesos express con que pretende eludir la indiferencia con la que actuó durante tres décadas especialmente en los temas ambientales, donde fue parte activa del problema.

Procesos espurios, basados en la elección a dedo de los participantes de las “consultas” y teniendo como  excusa  la Pandemia de COVID para impedir una verdadera participación ciudadana, basados también en la entrega de información parcial acerca de los objetivos de las mismas y que se lleva adelante a través de un Departamento Ambiental poco transparente, con sus propios vínculos comerciales con el sector privado, deberán ser anulados, si llegan a su fin, por la nueva administración comunal, que deberá perseguir incluso penalmente cualquier fraude que se cometa y se compruebe y que eventualmente comprometa recursos económicos públicos, tal como se lo demandaremos.

La actualización del Plano Regulador Comunal necesariamente debe incluir un proceso vinculante de Zonificación del Uso del Borde Costero, pues somos un archipiélago y la administración municipal que se retira sólo lo recordaba cuando imprimía su propaganda y también demandaremos, a quienes voluntariamente se presentaron para asumir una nueva administración municipal, que  tal proceso sea iniciado a la brevedad. Igualmente, la implementación del SCAM debe suspenderse, pues la Comuna de Calbuco no está en condiciones de certificarse ni ambientalmente ni humanamente, pues su destrucción ambiental ha sido concordante con la destrucción social que hoy vive. No hay sustentabilidad posible cuando se vive en la pobreza y la corrupción se ha hecho una práctica tolerable.

La administración saliente, en definitiva y a la luz de su propia Historia, no está en condiciones de garantizar ni efectividad ni transparencia en procesos de ordenamiento territorial y de protección ambiental y mucho menos de “certificación ambiental”, como los que acomete a través de estas “consultas públicas” empresarialmente dirigidas para mantener el status quo de los últimos 30 años.

Más aún, cuando sus días a cargo de la administración de la Comuna de Calbuco, la cuarta Comuna más pobre del país, ya están contados.

Calbuco, Región de Los Lagos

Junio de 2021.

COMITÉ DE TRABAJO VILLA LOS ESTEROS

R.U.T. 65.200.875- 5

JUNTA DE VECINOS POBLACIÓN VÍCTOR JARA

R.U.T. 65.008.974-K

COMITÉ DE DEFENSA DEL BORDE COSTERO “CALBUCO EMERGENTE”

Personalidad Jurídica N° 247291

1 comentario

  1. Por favor, una auditoría profunda pero por parte de la Contraloría General de la República (no Regional).
    Además de un seguimiento sobre la adquisición de los bienes del saliente Rubén Cárdenas.
    No hay dudas que el soborno y las coimas, son protagonistas fundamentales en éstos últimos desastrosos 30 años.

Deja un comentario

× ¿Cómo puedo ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: