Chile

Vergonzoso Decreto aún mantiene a Pinochet como “Hijo predilecto de Arica”

Aunque el decreto se podría derogar fácilmente si las autoridades alcaldicias lo quisieran. Este se mantiene desde 1974, recordando la detestable figura del genocida, ladrón, fulero y cobarde, que gobernó Chile a través de una cruenta dictadura.

Luego de una investigación documental, integrantes del Colectivo Wila Pacha encontraron la resolución aún vigente de la Municipalidad de Arica n.º 577 del 3 de junio de 1974, en el que el gobierno militar local de ese periodo designó al Dictador Augusto Pinochet como “Hijo predilecto de Arica”.

Tras este hallazgo, los investigadores unieron fuerzas con la organización Mujeres Memoria y Derechos Humanos (DDHH) para iniciar la campaña de recolección de firmas que permitirá derogar este decreto.

“Los resabios de la Dictadura están instalados en todas partes. No es solo ese decreto” señala Carolina Videla, integrante de las organización Mujeres Memoria y DDHH, también Constituyente por el Distrito 1, quien además mencionó los casos de la poblaciones Raúl Silva Henríquez que inicialmente se llamó Venceremos y en tiempos de Dictadura fue renombrada como 11 de Septiembre; también el sector Cabo Aroca, la cual se llamaba Salvador Allende.

Videla denunció también la permanencia en las instalaciones de la Gobernación de Arica de las fotografías de los militares que fueron designados como Gobernadores durante la Dictadura, “están instaladas en un lugar de honor y en la misma sala donde condenaban a los presos políticos”, destacó.

A la falta de voluntad política, se suma el desconocimiento de la existencia de tal decreto por parte de la población ariqueña. Factores que se pueden contextualizar recurriendo a la historia de la región durante su anexión y el periodo dictatorial.

¿Qué significó la Región de Arica y Parinacota durante la Dictadura? ¿Cuál ha sido el legado de la Dictadura en Arica?

Tras los acontecimientos bélicos que enfrentaron a Chile, Perú y Bolivia, conocidos como guerra del pacífico (1879-1883) la actual región de Arica y Parinacota es anexada dentro de los límites políticos administrativos de Chile, pues anteriormente pertenecía a Perú. Desde el minuto de la anexión el estado buscó legitimar su dominio geopolítico y fijar el sentido de nación a través de dispositivos de control territorial entre los que se considera el proceso de chilenización, a modo de una nueva colonización desde el estado moderno, que pretendió insertar a las nuevas regiones dentro de la estructura política y jurídica de Chilena. Esto conlleva a la creación e imposición de símbolos patrios, cambio en el nombre de las calles por héroes de guerra, prohibición de hablar aymara, instalación de escuelas en zonas del interior, entre otras. El morro fue una zona estratégica del Perú durante la guerra, por lo que se ha constituido como un símbolo de exaltación del orgullo del soldado chileno y emblema de soberanía del estado-nación de Chile en nuestra región. Pinochet revalidó esta imagen pues era necesario glorificar la imagen del ejército chileno como pieza clave para el accionar de la dictadura.

Durante la dictadura civico-militar (1973-1990) revivieron históricas disputas limítrofes con Perú, como una crisis diplomática entre ambos gobiernos a raíz del incidente ocurrida el 11 de mayo de 1975, cuando dos patrullas de ambos países, se encontraron en el sector de la sierra de Hualiyas, dejando cuatro heridos del lado peruano y dos del lado chileno. Ambos gobiernos respondieron con un reforzamiento en la frontera. Este incidente solo fue el detonante de una bomba que ya había amenazado con explotar varios años antes. El gobierno nacionalista del general peruano Juan Velasco Alvarado había declarado en varias ocasiones la intención de recuperar los territorios de Arica y Tarapacá, por lo que inició un programa de modernización del armamento de guerra de todas las fuerzas armadas.

Esto llevó al gobierno dictatorial de Pinocho a comprar nuevas armas de guerra, además de militarizar toda la frontera norte ante la amenaza que representaba un avance peruano, incluso boliviano. En específico, la región de Arica y Parinacota pasa a ser una zona de contención para el Estado chileno en caso de cualquier ataque, razón por la que se instalaron complejos militares y se dispusieron minas a lo largo de toda la trifrontera Chile, Perú-Bolivia, que correspondía a territorios amaras. Pero no solo era el peligro externo, sino también el interno, pues el objetivo era controlar el territorio administrativo de tal forma que nadie pudiera salir ni entrar al país.

Sumado a esto, en 1976, con la supresión de la junta de adelanto de Arica (JAA) y la creación de la Zona Franca en Iquique, se traspasan los recursos económicos hacia la capital de la actual región de Tarapacá. D este modo, la región queda aislada de las grandes inversiones que se realizan en el resto del norte, donde dan sus primeros pasos los proyectos de la gran minería privada. La violencia de la Dictadura también se expresó con el absoluto abandono de la región en políticas sociales por ser considerada estratégica en cuanto a la Seguridad Nacional por su condición trifronteriza, sumado al desconocimiento de las comunidades indígenas en sus derechos territoriales y como sujetos políticos, generando un gradual proceso de despojo de las comunidades en el interior.

CAMPAÑA

La campaña por la derogación del decreto que recuerda a PINOCHET, además tiene como objetivo incentivar a la sociedad para hacer de la memoria un «ejercicio permanente».

En la páginas de Facebook @wilapacha y @MujeresMemoriarica se encuentra alojado el link para llenar el formulario online. También se puede solicitar mayor información a los correos de ambas organizaciones: colectivowilapacha@gmail.com y mujeresmemoriaddhh@gmail.com.

Link del formulario online para unirse a la derogación del decreto

Por Colectivo Wila Pacha – Arica y Parinacota

Deja un comentario

× ¿Cómo puedo ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: