Ambiente Chile

Rechazo social en CALBUCO por “Estrategia Ambiental EMPRESARIAL” del nuevo gobierno comunal

Organizaciones Sociales de la comuna de Calbuco salen al paso a “estrategia ambiental empresarial” del nuevo gobierno comunal.

La Junta de Vecinos de la Población Víctor Jara, el Comité de Trabajo de “Villa Los Esteros” y el Comité de Defensa del Borde Costero “Calbuco Emergente”, todas organizaciones sociales formales de la Comuna de Calbuco, Región de Los Lagos, hicieron llegar sus “Primeras Observaciones a la Estrategia Ambiental Comunal (EAC)”, que fue entregada por el Municipio a través de correo electrónico a las organizaciones comunales, dando continuidad a un Programa Ambiental desarrollado por la administración anterior y que ya había sido denunciado por las mismas organizaciones, evitando una despedida “ecológica” del anterior Alcalde, con nulo interés en la protección ambiental de la Comuna que administró durante 30 años.

En la Estrategia Ambiental Comunal no se hace referencia alguna sobre la contaminación industrial y ocupaciones ilegales de maritorio y borde costero; nada sobre Zonificación del Uso del Borde Costero y ninguna información sobre las fuentes de financiamiento para implementar estos planes y programas, por ejemplo

Documento Primeras observaciones a la “estrategia ambiental comunal (eac)” de la municipalidad de Calbuco.

La “Estrategia Ambiental” presentada por e-mail y elaborada a puertas cerradas, con “participantes” designados por la anterior administración y elaborada por los mismos funcionarios municipales de entonces, que se mantuvieron en sus cargos, re-debutó presentando un primer programa que las organizaciones sociales señaladas acusan de constituir “un subsidio indirecto a las empresas miticultoras del Sector Piedraplén del Canal Caicaén de la Comuna” puesto que contempla la realización de muestreos (que estarán a cargo de la Armada de Chile) y análisis de las condiciones ambientales del ambiente marino en este sector y que son responsabilidad de los miticultores que allí operan, ocupando de manera ilegal más superficie de mar que la permitida y que no entregan los análisis obligatorios acerca del estado ambiental del maritorio que ocupan.

Señalan las organizaciones reclamantes que:

“…El nuevo Gobierno Comunal ha heredado la vocación de “servicio al interés privado” que caracterizara a la antigua administración, creando las condiciones para subsidiar (con fondos de origen no señalado en la EAC entregada) indirectamente a las empresas miticultoras del Canal Caicaén, que durante años y casi sin excepción, han violado la Ley General de Pesca y Acuicultura y sus Reglamentos asociados….”

Las organizaciones, en el documento de “Primeras Observaciones” demuestran que los cuatro centros de producción de mitílidos (“choritos”) en el sector, han operado durante años fuera de sus concesiones acuícolas otorgadas, ocupando superficies de mar por las que no entregan un solo peso al Estado, como muestran las Figuras siguientes, correspondientes a las Figuras 2 y 4 del documento que las organizaciones entregaron presencialmente en la Municipalidad “subsidiaria”:

“…Entre las concesiones con “líneas” (long- lines) fuera de la concesión otorgada, está la del titular CARO, HÉCTOR, que mantiene el centro de engorda de mitílidos RNA 102796 y que debiera operar una superficie de 2,3 hectáreas concedidas (…) La imagen que muestra la Figura 2 indica que el titular del centro de engorda en comento está haciendo uso DE UNA INSTALACIÓN QUE DUPLICA LA SUPERFICIE CONCEDIDA, situación que se ha extendido por años (…)

Los demás centros de engorda mostrados también han operado ilegalmente con “líneas” ubicadas en sitios no- concedidos según las mismas figuras, demostrando la ausencia total de funciones de los servicios mandatados para fiscalizar la actividad acuícola, entre ellos, la Armada de Chile, que va a muestrear este sector, según la “Estrategia” presentada por el Municipio”.

Según también demuestran estas organizaciones, ninguno de estos centros que operan ilegalmente fuera de sus concesiones ha entregado, en los plazos que les ordena la normativa vigente, los Informes Ambientales (INFAs) obligatorios para dar cuenta del estado ambiental de la porción de mar que ocupan:

El monitoreo anunciado en la EAC para el sector Piedraplén de Canal Caicaén (…) significa un subsidio indirecto, con fondos no señalados, para los miticultores que allí operan al margen de las normas vigentes. (…) En efecto, el Reglamento Ambiental para la Acuicultura (RAMA) asociado a la Ley General de Pesca y Acuicultura, ambas normas OBLIGATORIAS para estos proyectos de ‘cultivos extensivos’ de recursos hidrobiológicos, señala en su Artículo 19° relativo a la presentación de Informes Ambientales (INFAs) que son obligatorios para la continuidad de este tipo de intervenciones y que dan cuenta periódicamente del estado ambiental del sitio de mar en que se encuentran emplazadas sus instalaciones de producción (subrayado nuestro):

“…En los casos de centros de cultivo con sistema de producción extensivo y los de producción intensiva que se alimenten exclusiva y permanentemente de macroalgas, la INFA deberá ser entregada cada dos años, salvo que el centro de cultivo haya obtenido dos informes ambientales consecutivos cuyos resultados den cuenta de una condición aeróbica, en cuyo caso la periodicidad de entrega será de tres años. En el evento que a un centro de cultivo le haya sido aplicable la excepción indicada, si obtiene un informe ambiental que dé cuenta de una condición anaeróbica, deberá volver a la entrega de informes ambientales cada dos años…”.

La TABLA siguiente muestra que ninguno de los miticultores que opera en el sector Piedraplén de Canal Caicaén, ha cumplido con esta obligación, según los registros del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (SERNAPESCA). Según muestra la TABLA, ninguno de los operadores de concesiones acuícolas en el Sector Piedraplén ha cumplido con esta norma OBLIGATORIA e incluso dos de ellos NUNCA han presentado INFAs para dar cuenta del estado ambiental del sitio de mar que ocupan en el periodo de 11 AÑOS informado por SERNAPESCA.

Concluyen las organizaciones reclamantes que:

El “monitoreo” que anuncia la nueva administración municipal para este sector viene a cubrir el incumplimiento de estos miticultores con las normas pesqueras y ambientales que les son obligatorias, disponiendo recursos de origen no señalado para hacer el trabajo de evaluación ambiental que deben hacer, obligatoriamente, LOS PRIVADOS”.

En el documento, las organizaciones comunitarias demuestran la total falta de deberes de los servicios públicos en relación a la Industria Miticultora, que ha invadido el maritorio comunal de manera ilegal e impune, actuando de manera coludida para dejar en manos de empresariado miticultor y salmonero el mar chileno bajo administración de la Municipalidad subsidiaria, que la larga administración municipal anterior jamás evitó:

El medioambiente comunal y sus recursos naturales NO SON PROPIEDAD DEL MUNICIPIO, sino de los habitantes de Calbuco. El Mar Chileno en un Bien Nacional de Uso Público que pertenece A TODOS LOS CHILENOS, no sólo a algunos y si el Municipio de Calbuco insiste en ponerlo en peligro para seguir favoreciendo a los agentes que lo están depredando, como ocurrió en los últimos 30 años, entonces tendremos que defenderlo también del Municipio”.

Por Patagonia Sin Represas, Sin Salmoneras

Deja un comentario

× ¿Cómo puedo ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: