Editor

El engaño del progresismo.

Ante el Neoliberalismo y el Imperialismo, la Social Democracia hace sus apuestas mientras los sectore revolucionarios son incapaces de construir una alternativa popular y revolucionaria.
“El mal menor” y el “en la medidad de lo posible” son las articuladoras del pensamiento y acción “progresista” en Chile y Latinoamérica.
La siguiente es una columna de nuestro colaborador permanente Sergio Rodríguez Gelfenstein

Editor

El engaño del progresismo

Una vez más está planteada la disputa ideológica en torno al camino que habrá de recorrer América Latina y el Caribe. Nos conformamos con el “mal menor” o somos capaces de construir una fuerza política y social que produzca los cambios profundos que la sociedad necesita.

Chile

De Venezuela a Chile. De Caldera a Boric. Un solo Chávez y un solo Salvador

La similitud de la situación de ambos países viene dada porque en Chile, a partir del 18 de octubre de 2019 -al igual que en Venezuela durante el “caracazo”- el país se vio estremecido por un gran movimiento popular de repudio al sistema neoliberal continuador de la dictadura. La protesta masiva fue expresión del sentir de un pueblo cansado tras 30 años de exclusión y depauperación, en particular de los sectores más humildes de la población. La respuesta del presidente Piñera –al igual que la de Carlos Andrés Pérez treinta años atrás- fue una brutal represión con el agravante de que aportó una nueva técnica consistente en que las fuerzas policiales disparaban a los ojos para dejar ciegos a los manifestantes, exponiendo así un novedoso atributo de la democracia representativa.

× ¿Cómo puedo ayudarte?