Chile

«Protección de la infancia» un pretexto de negocio

No se acaba el SENAME, sólo se modifica. Sigue siendo la empresa privada la que se hace cargo de la ejecución de la política pública, y existiendo gran posibilidad de continuar el negocio con niños, niñas y jóvenes.

× ¿Cómo puedo ayudarte?